Resultados de la búsqueda

Consejos para tener buena relación con los inquilinos

Publicado por Hogarea en 17/08/2020
0

Como sabéis en toda relación hay momentos buenos y malos, pero una de las formas de poder resolver las dudas es tener una buena y constante comunicación con la otra persona, y por supuesto que esto también se aplica en las relaciones de propietario-inquilino.

Esta relación es cada vez más frecuente porque las personas prefieren alquilar que vender, esto entabla una relación larga que puede llegar a generar inconvenientes, por eso en HOGAREA te damos tips para tener una relación sana y duradera con tu inquilino.

Tabla de contenidos

1. Un buen contrato de alquiler 

Las condiciones, los derechos y las obligaciones se deben de reflejar de manera clara en un buen contrato de arrendamiento, que sienta las bases de una correcta relación. ¿Suena sencillo verdad? pero uno debe de tener mucho cuidado al redactarlo, por esa razón en HOGAREA te lo proporcionamos y te asesoramos para que estés tranquilo.

Para tener una buena relación con los inquilinos, es fundamental establecer un buen contrato de alquiler que especifique claramente los derechos y obligaciones tanto del arrendador como del arrendatario. El contrato debe incluir todos los detalles relevantes sobre el inmueble, las condiciones de pago, las responsabilidades en cuanto al mantenimiento del mismo, entre otros aspectos.

Es importante atender a la ley de arrendamientos urbanos para asegurarse de que el contrato cumpla con todas las normativas legales. Además, es fundamental actuar con transparencia y honestidad en la relación entre propietario e inquilino, cumpliendo con los compromisos adquiridos en el contrato y manteniendo una comunicación abierta para resolver cualquier eventualidad que pueda surgir. Un buen contrato de alquiler es la base para una buena relación entre propietario e inquilino, garantizando un marco claro y seguro para ambas partes. 

2. Define las reglas entre propietario e inquilino

Uno de los consejos más importantes para tener una buena relación con los inquilinos es definir claramente las reglas entre propietario e inquilino. Esto incluye aspectos como el pago del alquiler, la realización de reparaciones y el mantenimiento del inmueble. Establecer estas reglas desde el principio ayuda a construir una relación arrendador-arrendatario sólida y duradera, evitando cualquier problema en el futuro.

Es fundamental que ambas partes estén de acuerdo en los términos del contrato de arrendamiento, para así mantener una relación estable y de calidad. La comunicación abierta y honesta es clave para mantener una buena relación entre arrendador y arrendatario, ya que permite resolver cualquier problema que pueda surgir de manera eficaz. Al tener claras las reglas desde el principio, se fomenta una relación de respeto mutuo y se establece un ambiente propicio para un alquiler duradero y de calidad. 

Hay menos probabilidad de que ocurra algún conflicto o malentendido si es que las normas quedaron claras desde el primer instante, por parte del inquilino debe de cumplir como mínimo con lo siguiente:

  • Pagar la renta en el plazo acordado.
  • Respetar las normas de uso del piso.
  • Dejar el piso en el estado que lo encontró.
  • Pagar las facturas de luz, agua o comunidad, según lo pactado.

3. Buena comunicación = Buena relación

Ambas partes se deben de sentir cómodos con su relación y para esto la comunicación debe ser muy fluida, es fundamental que se exprese de manera correcta las peticiones y los imprevistos para que estos sean solucionados, siempre guardando el respeto uno al otro. Esto implica estar disponible para responder preguntas, resolver problemas y mantener a los inquilinos informados sobre cualquier desperfecto o cambio en la propiedad. También es importante escuchar sus preocupaciones y experiencias de alquiler, para poder mejorar su experiencia en la vivienda. Practicar la escucha activa también va a influir de manera positiva en fortalecer la comunicación con tu inquilino.

Una buena manera de establecer una relación de confianza es contratar un seguro de alquiler, que proteja tanto al propietario como al inquilino en caso de cualquier eventualidad. La comunicación constante y honesta es clave para mantener una relación sana y estable con los inquilinos, lo que a su vez puede mejorar la calidad de vida en la propiedad y fomentar la renovación de contratos a largo plazo. 

4. Soluciona las urgencias con eficiencia

Ante cualquier urgencia que le pueda ocurrir a tu inquilino, como una fuga de gas, inundación por fallas en la tubería o un corte eléctrico, debes de responder lo antes posible para ayudarlo a buscar una solución y evitar daños en tu piso. Entendemos que puedas estar en el trabajo o en una reunión con amigos, pero si tu inquilino te necesita debes de estar ahí para él, de todas formas, en HOGAREA también te podemos ayudar en la administración de tu piso en caso de urgencias.

Un aspecto clave para tener una buena relación con los inquilinos es resolver las urgencias con eficiencia. Cuando se presenten problemas como fugas de agua, problemas eléctricos u otras emergencias, es importante actuar rápidamente y solucionar cualquier problema de mantenimiento de manera oportuna. Esto no solo fomentará una relación armoniosa con los inquilinos, sino que también ayudará a minimizar cualquier posible daño a la propiedad.

Es importante respaldar a los inquilinos y demostrar empatía y entendimiento hacia sus situaciones. Esto puede incluir la contratación de profesionales del sector para resolver cualquier problema de manera rápida y eficiente. Además, es fundamental establecer un mutuo acuerdo con los inquilinos para garantizar que ambas partes estén satisfechas con las tareas de mantenimiento y que se mantenga una comunicación abierta y fluida. 

5. Deja todo por escrito y fomenta el respeto mutuo 

Una de las claves para tener una buena relación con los inquilinos es dejar todo por escrito y fomentar el respeto mutuo. Esto significa establecer reglas de convivencia claras desde el principio y asegurarse de que ambas partes las cumplan. También es importante mantener una comunicación fluida, brindarle al inquilino la comodidad y las facilidades para vivir en la propiedad, y atender con prontitud sus solicitudes de reparación.

Les recomendamos que todos los puntos que se acordaron durante la vigencia del alquiler queden por escrito. Entendemos que puedas comunicarte por llamada si se trata de una urgencia o si ya tienes una relación de confianza con el inquilino, pero es mejor dejar constancia de todas las comunicaciones por escrito, ya sea por Whatsapp, mensaje de texto o correo electrónico, para evitar cualquier mal entendido.

Llevar un registro de todo lo acordado y comunicarse de forma clara y transparente son prácticas que ayudarán a garantizar que ambos estén contentos y cómodos con la relación arrendaticia. Al mantener un ambiente de respeto, transparencia y comunicación abierta, se pueden evitar malentendidos y conflictos, promoviendo así una convivencia armoniosa y positiva entre el propietario y los inquilinos. 

Buenas prácticas entre propietario e inquilino

Además de los tips que hemos mencionado, también te compartimos algunas buenas prácticas para poder mantener la relación sana y duradera

  • Como propietario debes respetar la intimidad de tu inquilino.
  • El inquilino debe de realizar los pagos acordados de manera puntual.
  • Las peticiones que te hagan debes evaluarlas con empatía y aplicar el diálogo para llegar a un acuerdo.
  • Apunta las sugerencias que te brinda el inquilino, se educado en todo momento y si hay dudas hagan las preguntas que consideren necesarias.
  • También es importante que el inquilino lleve una buena relación con sus vecinos, debido a que son parte de la comunidad.

Para mantener una relación sana de propietario-inquilino debe de prevalecer la comunicación, la empatía y el respeto, si estos tres valores permanecen constantes desde el inicio, ayudarán a resolver cualquier inconveniente.

Aunque si no dispones de mucho tiempo y necesitas alquilar tu piso, no te preocupes más porque en HOGAREA nos encargamos de todo por ti , desde la preparación del contrato, la valoración, el proceso de selección de inquilinos, la administración del piso y también te garantizamos los pagos de la renta todos los meses. 

Escríbenos a hola@hogarea.house o visítanos en en nuestra oficina: Calle Barcelona, 25 Bajos, 08901, Hospitalet de Llobregat. Y síguenos en Facebook, Instagram y Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de email no será publicada.

Comparar propiedades