Resultados de la búsqueda

Derechos y obligaciones al alquilar un piso en Barcelona

Publicado por Hogarea en 28/09/2022
0

Al momento de poner un piso en alquiler en Barcelona, tanto el propietario como el inquilino tienen una serie de derechos y obligaciones que deben cumplir. En el caso del propietario de un piso en alquiler, es importante estar al tanto de cuáles son sus deberes y responsabilidades para garantizar una convivencia armoniosa con el inquilino. Además, comprender los derechos que le asisten es fundamental para proteger su inversión y su patrimonio.

El propietario de un piso en alquiler en Barcelona tiene la obligación de mantener la vivienda en buenas condiciones, realizar las reparaciones necesarias y asegurarse de que el inquilino pueda disfrutar del uso pacífico y adecuado del inmueble. Asimismo, debe cumplir con las disposiciones legales sobre el uso de la vivienda y respetar los derechos fundamentales del inquilino.

En esta guía, exploraremos cuáles son los derechos y obligaciones del propietario en el alquiler de un piso, incluyendo aspectos relacionados con el contrato de arrendamiento, el pago de la renta, el seguro de la vivienda y otros temas relevantes para garantizar una relación de alquiler exitosa. Como sabéis, un gran poder conlleva una gran responsabilidad, así que al momento de que tus inquilinos firmen el contrato de alquiler de tu piso, ya aparecen los deberes del propietario.

Estas obligaciones van desde labores de mantenimiento hasta gestión financiera, con el objetivo de brindar una vivienda de calidad al inquilino y reducir los riesgos de posibles inconvenientes a futuro.

Te vamos a explicar donde se regulan las obligaciones, que tipos existen y cuales son las principales para que estés bien informado:

Tabla de contenidos

Quién regula las obligaciones del propietario en Barcelona

Quién regula las obligaciones del propietario en el contrato de arrendamiento es el marco legal establecido por las leyes de cada país. En este contrato, se establecen las obligaciones del propietario de la vivienda, como mantener la propiedad en buenas condiciones, realizar reparaciones necesarias, respetar la duración del contrato acordada con el arrendatario, y fijar un precio del alquiler acorde al mercado.

El propietario también tiene la responsabilidad de facilitar la firma del contrato de arrendamiento, garantizando que se cumplan las condiciones acordadas y protegiendo los derechos del arrendatario. Es importante que tanto el propietario como el arrendatario firmen un contrato de alquiler detallado que especifique todos los términos y condiciones del arrendamiento, como la duración del contrato, el precio del alquiler, las responsabilidades de mantenimiento y reparación, y cualquier otra cláusula pertinente. De esta manera, se establece un marco legal que protege a ambas partes y regula las obligaciones del propietario en relación al arrendatario. 

Existen dos tipos de fuentes que se encargan de regular estas obligaciones:

  • Las leyes que se aplican a los alquileres y afecta a los propietarios, la principal es la conocida Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU), también existen otras normas como ordenanzas municipales, tributarias, habitabilidad, etc.
  • El contrato de alquiler es el documento que firma el inquilino y el propietario donde se establece los derechos y obligaciones de cada uno. Sirve como un complemento de la LAU ya que no puede rebasar los límites legales, pero ayuda a dejar en claro algunos puntos.

Un ejemplo sería que dentro del contrato se llegue a un acuerdo para que el propietario pague la luz y el agua del piso, cosa que no está obligado a hacerlo por ley.

Tipos de obligaciones del propietario del inmueble

El propietario de un inmueble tiene diferentes tipos de obligaciones. Por un lado, debe asegurarse del mantenimiento de la vivienda, que incluye la realización de reparaciones necesarias y el mantenimiento de las instalaciones en buen estado. Además, el propietario tiene la obligación de prevenir daños en la vivienda, por lo que debe realizar inspecciones regulares y tomar medidas preventivas si es necesario. Al final del contrato de arrendamiento, el propietario puede pedir al inquilino que deje la vivienda en las mismas condiciones en las que la recibió, salvo el desgaste por el uso habitual.

También es responsabilidad del propietario asegurarse de que se cumplan las obligaciones fiscales relacionadas con la propiedad. De la misma manera, el propietario puede exigir el pago del alquiler si la vivienda es utilizada como vivienda habitual. El propietario del inmueble tiene varias obligaciones para garantizar el bienestar de la vivienda y cumplir con las normativas legales. 

Aquí tienes los dos tipos de obligaciones según su procedencia:

  1. Obligaciones legales del propietario de una vivienda: El propietario las debe de conocer antes de alquilar su piso, provienen de la LAU y otras normas jurídicas.
  2. Obligaciones contractuales del propietario: Son acordadas junto con el inquilino en el contrato, no pueden infringir las normas legales.

Estos dos tipos de obligaciones deben ser cumplidas por el propietario y también pueden ser exigidas por el inquilino, pero para saber que es lo que te exigen debes conocer las principales obligaciones o deberes.

7 obligaciones del arrendador de un piso

(Arrendador = propietario) Cuando revisamos la LAU podemos destacar algunos deberes principales que debe cumplir todo arrendador:

  1. Entregar el piso en perfecto estado de conservación para el inquilino: Es decir, tener el piso ya listo para alquilar, con todos los requerimientos y trámites legales realizados.
  2. Según el momento acordado, entregarle las llaves del piso al inquilino: Una vez entregado las llaves ya no podrás entrar libremente al piso, claro que sigues teniendo la propiedad, pero no el uso de la misma. Puedes entrar, pero con permiso del inquilino.
  3. Hacer que el piso perdure en condiciones habitables: Debes encargarte de las reparaciones de mantenimiento necesarias para el piso y no puedes subir el monto del alquiler por ello. Ejemplo: si el piso fue alquilado con una refrigeradora y se estropea, la reparación tendrá que ser asumida por el propietario. A pesar de ello, cuando se necesitan reparaciones por el desgaste normal del piso o por motivos el inquilino, no es necesario que lo asumas. Esto se puede dejar más claro con un buen contrato de alquiler que en HOGAREA te ayudamos a redactar.
  4. Los impuestos y las tasas no se pagan solas: Debes pagar el IBI, las tasas municipales, entre otras, es una obligación de todo propietario así alquiles tu piso o no.
  5. Si quieres vender el piso, puedes notificar al inquilino: A menos que en el contrato indique lo contrario, el inquilino puede ejercer su derecho de adquisición preferente para poder ser considerado como posible comprador.
  6. Si el piso está en buenas condiciones, debes devolver la fianza: Le debes de regresar la fianza al inquilino si es que al finalizar el contrato el piso se encuentra en buen estado y no existan deudas de suministros como luz o agua.
  7. En caso de discapacidad del inquilino o de los inquilinos, debes permitir que se hagan obras: Siempre que no afecten a los elementos comunes del edificio o arriesguen su estabilidad, tienes la obligación de permitir que el piso se adapte ante una posible discapacidad del inquilino.

Beneficios del alquiler de un piso en Barcelona

El alquiler de un piso conlleva una serie de beneficios tanto para el inquilino como para el propietario. Por un lado, el inquilino tiene ciertos derechos, como el de disfrutar de una vivienda en buen estado y de realizar ciertas modificaciones previa autorización del propietario. Además, el propietario tiene la obligación de alquilar una vivienda en condiciones adecuadas y de realizar las reparaciones necesarias.

Por otro lado, el inquilino también tiene una serie de obligaciones, como el pago puntual del alquiler y el cuidado adecuado de la vivienda. Además, al dejar el piso, debe asegurarse de que se encuentra en las mismas condiciones que cuando lo recibió.

En general, el alquiler de viviendas supone una forma de tener una vivienda de forma temporal sin tener que hacer frente a la compra de una casa, y todo esto está a cargo del propietario, quien es el responsable de ofrecer una vivienda en condiciones adecuadas. 

Según lo que hemos visto, ser propietario trae muchas responsabilidades, sin embargo, en HOGAREA tenemos servicios que se enfocan en ayudarte y además que tu piso te brinde mayores beneficios.

Los pagos de tu alquiler garantizados

El propietario alquila su piso a un inquilino para recibir a cambio un pago mensual, esta es la forma más simple de ver la necesidad que tiene un propietario.

Para asegurar que el pago se realice de manera puntual, debido a que existen problemas con inquilinos impagos que terminan descuadran tus cuentas, en HOGAREA te garantizamos el pago de tu alquiler mensual independientemente si el inquilino a pagado o no, y esta garantía te la damos gratis por todo 1 año.

Administración completa del piso en Barcelona

Este servicio va ser que te olvides de todos los problemas que pueda traer alquilar tu piso y solo te encargues de recibir tus pagos puntuales, porque HOGAREA se encarga de todo:

  • Gestión de trámites: Vencimiento de documentos, alta de suministros, gestión de tributos.
  • Incidencias y reparaciones: Restitución de electrodomésticos, pequeñas reformas, reparaciones, entre otros.
  • Intermediación: Nos encargamos de comunicarnos con los inquilinos, con servicios de profesionales, con entidades bancarias y te mantenemos al tanto de todo.

Es decir, te vas a olvidar de que tienes un piso alquilado y solo disfrutarás de los beneficios. ¿Estás listo para disfrutar de tu alquiler?

Escríbenos a nuestro Whatsapp: +34 625 01 27 99, también puedes completar nuestro formulario web, seguirnos en Facebook, Instagram y Twitter o puedes visitarnos en nuestra oficina: Calle Barcelona, 25 Bajos, 08901, Hospitalet de Llobregat

Deja una respuesta

Tu dirección de email no será publicada.

Comparar propiedades